miércoles, 12 de diciembre de 2007

LA HISTORIA DEL MONOLITO BENNET



Orellana Ximena
Pinola Norka
Ralde Genoveva
Rojas Neysa
Tijalla Edilburga
Vargas Noelia

El gigantesco monolito Bennett es un antropolito de 7.30 metros de altura y de ancho 1.20 metros, tiene unos 1.700 años y pertenece a la denomina "Cuarta Epoca" de Tiahunaku, cuyo esplendor se extinguió a raíz de un cataclismo que la destruyó antes del surgimiento del imperio de los Incas.

El gigante de piedra rojiza representa a una figura humana cuyo rostro está oculto tras una máscara ceremonial. En ambas manos sostiene elementos rituales; en la espalda y un cinturón tiene esculpidos complejos símbolos que formarían parte de un calendario. También es considerado como una representación de las Pachamama o "madre tierra"

Fue descubierto por Georges Courty el año 1902 por no tener ni el tiempo ni los medios de proteger esta escultura extraordinaria de un saqueo inevitable, volvió a enterrarlas.

El descubrimiento
El año 1932 Wendell Bennett, con autorización del gobierno, reanudó las excavaciones, es decir cerca de 30 años después de a verla descubierto el arqueólogo francés.



El ritmo del arqueólogo norteamericano fue un poco lento debido a la actitud reservada de los aymaras que participaban en los trabajos realizados en Tiahunacu, Cuando apareció por fin la cabeza de la famosa estatua que Courty había descubierto entonces enterrada a 3 metros)los originarios se negaron a continuar el trabajo antes de celebrar la ceremonia precolombina de la khoacha, practicada todavía hoy. El homenaje al ídolo tiene por objeto impedir que este castigue a quienes alteran su reposo secular.

Al caer la noche los comunarios se reunieron y se pusieron de acuerdo sobre la composición sobre la ofrenda eligieron un feto de llama que seria cubierto luego de oro y de plata. Le añadieron khohua ( mentha inteligium) planta resinosa quemada como el incencio, nuez moscada, grasa sin sal alunos dulces, pastas alimenticias y mechones de lana roja, verde y amarilla y carmesí para adornar todo al final extendieron sobre el ídolo aparente, vino y agua ardiente y hoja verde de coca.
El yatiri interrogó a estas hojas sagradas. Por adivinación de signaron a los dos indios que deberían entregar el regalo al dios de piedra la ceremonia habría de tener lugar antes del primer canto del gallo del pueblo moderno del Tiahuanaku.
Nadie más podía unirse a los dos elegidos por el ídolo, que había manifestado su preferencia con el truco de la coca.
El yatiri extiende en el suelo una manta o tari de lana a rayas, sobre el cual cada indio deposita hoja de coca para aumentar los cinco montoncitos preparado por adelantado por el adivino, diciéndole “gran antepasado recibe el obsequio que te hace tu pobre criatura. No lo rechaces no envíes un mal. Te ofrecemos para el perdón de tu profanación”.

Después de celebrar la koacha, los originarios levantan la gigantesca estatua que desde entonces lleva el nombre de monolito de “monolito Bennett” o del “gran ídolo de Bennettt”

El gigantesco Bennett luego es trasportado a La Paz en 1933 y colocado en el centro de la ciudad boliviana en medio de la copia, poco fiel, del templete, confiada a Posnansky, en la plaza del Estadio de Miraflores. El gigante petrificado es el testigo mas clásico del apogeo artístico de Tiahuanaku, que se sentía principios de nuestra era. Ilustra en forma majestuosa la edad fabulosa de los gigantes los mismo que atestigua los motivos simbólicos que fueron grabados de la cabeza a los pies en el antropolito: la banda cefálica que ciñe su frente; los brazos pecados al cuerpo rígido, las manos al mismo nivel de la parte delantera del tono para sostener un keru de liberación y en el talle, el largo cinturón finalmente esculpido.

Bibliografia
LANGER, Guillermo "El mensaje secreto de los símbolos de Tiahuanaco y del lago Titikaka"Ed Kipus Cochabamba, 2007

WAISBARD,Simone "Tiahuanaco" Ed Diana México D.F 1975

Si quieres tener mas información al respecto escribe a: noeliaescarlet_22@hotmail.com

1 comentario:

patrick leonidaz villazon sustach dijo...

monolitos de piedra de tiwanaku, fueron cercenados sus cráneos para que tengan apariencia humana, algo paso en el pasado que no nos han dicho si aplicamos proporción geométrica de sus cabezas descubriremos que le falta algo y justamente es los cráneos alargados.
Franklin Carlos Villazon Rocha